Thursday, November 2, 2006

Juicio

Las muelas dieron su sentencia.

- El acusado, eimb, sufrirá dolor por varias semanas hasta que sea revisado por el especialista indicado.

“Varias semanas” repetí internamente. No lo podía creer. Miré a mi abogado, me miró con cara de “Quédate quieto eimb. Ta’ todo bien, esto es flor de negocio. Pensá que hay gente que la tienen que operar y hasta a algunos que sufren todas su vida”. Qué mirada tenía.

4 comments:

Roberto said...

Son una tranza. El negocio de los odontólogos es peor que el tráfico de órganos. Te cobran hasta para sacarte una muela. Te miran y te cobran. Para mi que ellos van por la calle tirando bacterias para que la gente se agarre infección de muelas.

Pobre loco said...

Hace cuatro años me hicieron una placa con resultados idénticos a la foto. La dentista opinó que debía operarme, yo opiné que jamás bisturí alguno se metería allí sin que me estuviera muriendo de dolor en lo previo.
Y ese dolor llegó tres años después. Estaba en España, sin cobertura médica. La operación me sacó la muela y la factura me arrancó las muelas.

eresfea said...

Vamos, rumia otra entrada... No seas vago.

anonetoy said...

Hace poco lloré literalmente con la extracción de dos muelas de juicio. No fue de dolor. No fue de extrañitis. Fue por la guita que tuve que pagar de mi propio bolsillo. Como dice Sabina "Nunca supe llegar a fin de mes".