Wednesday, November 15, 2006

22

Me gusta caminar. Más con su compañía. Pero hoy llovía, y me amigo Gabo, que está siempre dispuesto a llevarme, hizo lo propio.

Me bajo del auto y cuando estoy cruzando la calle, frena un Fiat uno que no me deja cruzar. Baja la ventanilla la copilota.

- ¿La calle 21 de setiembre? –preguntó. Estábamos en la calle 21 de setiembre.
- Es ésta –le dije.
- ¡Ah!, bueno. ¿Y la 22?
- ¿Cómo?
- ¿La calle 22 de setiembre? – el conductor miraba desorientado.

Hasta donde yo sé, por lo menos con el conocimiento que yo tengo de mi barrio, no existe ninguna calle 22 de setiembre por ahí.

- La verdad que me mataste.
- Bueno, muchas gracias.

El auto se alejó y pude ver la chapa “MBA…”. San José, del interior. Evidentemente el que le dio indicaciones, no se los quería encontrar.

1 comment:

anonetoy said...

¿"Más con su companía"? Eimb, no me dejes con la intriga.

Insisto, estás enamorado. No sé de quién o de qué cosa, pero lo estás.
Abrazo primaveral