Saturday, October 25, 2008

Código de barra

Abrí mi ventana al mundo y vi que, a pesar de todas nuestras similitudes, tenemos incontables diferencias.

3 comments:

anonetoy said...

El título es excelente.

Ahora, las diferencias no son tantas como parecen. Es decir, amamos y padecemos de un modo muy similar. Y aunque las causas de ese amor, odio, sufrimiento (agregue otros sentimientos aquí________) sean diferentes, las reacciones se repiten como si hubiera algún patrón común atrás de todo.

eimb said...

¡Nada! Si el mundo fuera así, ya desearía estar muerto. Cierto es que vivimos en un círculo funesto que volverá a girar, no sé cuándo será eso, pero eso de patrón..., ¡patrones! Me aburro. Ya me gustaría dominar esos patrones. ¡Qué fácil sería vivir! Nada de patrones, somos todos peones de destinos inciertos, o dioses omnipresentes...

anonetoy said...

Hay dos tipos de destino, y uno depende sólo de nosotros.