Friday, October 5, 2007

Superficie

- No tengas miedo linda – dije Luís a su hija-, es sólo hielo. Vamos, dame la mano.

Gabi puso el primer pie sobre la pista de hielo mientras alzaba su mano para que su padre la tomara. Se abrazó fuerte a él apenas su otro pie tocó la pista.

- ¿Ves?, no es nada.

Con mucho miedo, la hija comenzó a deslizarse por la pista, siempre tomada muy fuerte de la mano de su padre.

- Vamos, querida. Prueba tu sola.
- No quiero, pa. ¡Por favor, no quiero!
- Pero no es nada linda. Vamos, inténtalo.

El padre soltó la mano de su hija y ella comenzó a andar sola. Tambaleó un momento pero luego pudo afirmarse y comenzó a dar vueltas por la pista.

1 comment:

eimb said...

¡Oso!