Sunday, April 15, 2007

Yo, TV

Idiotizado hasta el idiotismo más barato, me encontré mirando en la tele lo que es conocido como El súper clásico del fútbol argentino. Estaba gritando como un desesperado a la tele, gritaba muy fuerte. “¡¡¡Este Rubén es un pelotudo, no puede ser tan burro, no puede ser tan burro!!!”.

De la nada, todo tenía sentido, todo era lógico y justificado. Las barras bravas tenían razón. “¡¡¡Este Rubén es un pelotudo, no puede ser tan burro, no puede ser tan burro!!!”. No puede ser que esté jugando al fútbol. Hay que matarlo. ¡Hay que matarlo!

De pronto, casi de la nada, me di cuenta de lo que hacía. Terminé de gritar. Miré a mi alrededor y me di cuenta que no podía estar haciendo lo que hacía. Me tranquilicé. Apagué la tele y bajé a sacar a pasear al perro. El clásico no estuvo mal, pero me enganché demasiado.

4 comments:

pUbLiFrEaK said...

Nuevo blog:

http://www.col-um-na.blogspot.com/

Salú!

eimb said...

A bueno... lo único que me faltaba...

thelastchans said...

No te quejes. Yo no lo pude ver por trabajar en un suplemento deportivo. Incongruencias del periodismo

anonetoy said...

Contáselo a Rossi. Quizá le sirva como testimonio para abandonar el consumo adictivo.