Wednesday, September 20, 2006

Sudando


Sudando – Un título que nunca podría poner en una clase de Josean.
Maldito calentamiento global. 15 de setiembre y ya empecé a sudar. Que sensación más espantosa. Hace una semana estaba abrigado hasta las patas y de repente y sin avisar (no se puede esperar nada de los meteorólogos) volvió el calor. Y después piden que no me enferme, con estos cambios de climas, no hay cristiano que aguante.

Volvió el calor. Vuelven las minitas con ropa más ligerita y musculosas. Vuelven las minas a depilarse esa zona oculta por el invierno. Vuelven los trajes de baño. Vuelven los bronceados. Gloria.

Foto: Bob Marley, la música que hay que escuchar cuando vuelve el calor.

6 comments:

al nonino said...

Veo que los habanos de ayer te sintonizaron con Roberto Nesta...¡mirá que sólo era tabaco!

Juan Pablo said...

Dos cosas:
1)El primer párrafo está escrito por un típico uruguayo de 50 años. El segundo párrafo está escrito por un estudiante de comunicación que tiene 70% de mujeres en su clase. Y el comentario de la foto está escrito por un gran amigo de Nico Olivera.
2)Al nonino: los "habanos" de ayer no eran habanos y a estas alturas eran de anteayer.

eimb said...

Sólo voy a decir que es la única forma que tengo yo para fumar, si parecía que estaba fumando otra cosa, es la costumbre.
El segundo párafo es de "un estudiante de comunicación que tiene 70% de mujeres en su clase",(puse coma, josean) y que están muertas con él, claro. El nico es un grande...

anonetoy said...

Y con el calor viene el deshielo del polo norte.
Y con el deshielo mueren ballenas.
Me imagino el sufrimiento de los de Maná (a pesar de que se están forrando de guita con una canción lamentable como "Labios compartidos". Lástima que no pude ir a la reunión de Comunicación pero bue, por lo menos no tengo el estómago a la miseria.
La identidad secreta de Anonetoy es Josa

eimb said...

¡Me mataba la intriga! Deberías ser guionista.

eresfea said...

JP no anda desencaminado en el juicio estructural, pero te redime ese encanto insondable que tienes con las mujeres. (¿Para cuándo los afiches y la línea de colonia?). Lo más duro es que me atribuyas persecuciones en un título por un gerundio, cuando a ti te gusta atrincherarte en los -andos y -endos en el cuerpando de los textendos.