Friday, June 22, 2007

Breverías

Estaba tirado en el pasto con mi amigo Raymond Queneau, cuando éste me dice:

- Si habláramos poco, todos seríamos más inteligentes.
- Claro – dije yo sin entender.
- Me explico. A medida que decimos más cosas, que explicamos todo lo que decimos, vamos mostrando debilidades, flaquezas. Cada vez, nuestras palabras nos matan, dejan en evidencias nuestras debilidades. Lo ideal es la palabra justa. Decir lo indicado en el momento indicado.

Le miré de nuevo y le dije:

- Es lo más estúpido que has dicho.
- Evidentemente –contestó-. Si te hubieras quedado con mi primera frase, habría quedado como un intelectual.

5 comments:

Al Nonino said...

Sólo decir aquellas palabras mejores que el silencio. Shh. (Pero cuidado: los monjes shaolin pueden ser muy aburridos).

Al Nonino said...

¿Estamos ante el ocaso de los blogs?
De tu plantilla de blogs recomendados, hay tres de ellos que no escriben un post hace más de dos meses.
El número de comentarios y comentaristas ha reducido sensiblemente, y el circuito tambalea: el difunto sátiroblanco, el difunto fútbolnadamás, el difunto futbolflama, y los agónicos pobreloco, the last chans y anonetoy.
Nuestro circuito de blogs está en decadencia, y los únicos sobrevivientes somos nosotros, eimb. Resistiremos al silencio. Resisitiremos.

eimb said...

Fantaseo con la idea de que eresfea forma parte del círculo...

Al Nonino said...

Eresfea es el Sofovich de los blogs. Cuando comenta, aparece la música de El padrino.

eimb said...

JA. Muy cierto.