Tuesday, March 13, 2007

Suerte

- Bueno, vine aquí porque me la recomendó una amiga. Esteee, no sé…
- Dame tu mano.
- Me la lavé un par de veces para que vea todo un poco más claro.
- Qué suerte.
- ¿Qué va a hacer? ¿Me dirá el pasado, el futuro…?
- ¡Le diré el presente!
- Ah…, bien y… ¿qué dice?
Meditó un rato y luego de gesticular y gritar como desaforada, habló.
- ¡Ah! Puedo decirle el pasado, puedo hablarle sobre su futuro pero nunca podré hablarle de su presente.
- ¿Por qué?
- Veo las líneas de su mano y las que representan el presente están en constante movimiento. Intento seguirlas y no puedo. Entonces cuando le quiero decir su presente ya es pasado…
Silencio incómodo.
- Me debe 200 pesos…

2 comments:

eresfea said...

Ruptura del segundo silencio incómodo:
-¿No querrá que le pague por esa adivinación pasada?

anonetoy said...

Ruptura del segundo silencio incómodo:
-Sabía que no me iba a pagar. Era un chiste, esta va por cuenta de la casa.