Wednesday, March 11, 2009

Entrada

...Como con el pobre Raskolnikov, el destino intervino en mi plan. Un muro de agua impidió que saliera de mi casa hoy a la tarde. Tenía todas las intenciones de hacerlo. De enfrentarme definitivamente y vencer un mal sueño. Acaso las moiras me estarán dando una señal. Pero, ¿qué significa realmente? Estaré por buen rumbo entonces..., o será todo lo contrario...

Esperaré la noche con un recelo especial, intentando que mis líneas respondan una incógnita que ahoga los latidos más siniestros de mi corazón...

1 comment:

anonetoy said...

¡Poeta!